28 febrero 2016

¿Cómo debería ser el armario ideal? Ese que se ajusta a tus necesidades… ¡y a las de tu pareja!

Cómodo, amplio, ordenado y con mucho estilo ¿verdad? Pues toma nota de estos consejos y gana en orden, espacio y funcionalidad al instante.

Consejos para lograr el armario perfecto para ella y para él

1. Armarios separados. Para ella y para él. Si no es posible, repartiremos el armario al 50%.

2. Deshazte de todo lo que no usas. Si hay algo que no te has puesto en los últimos meses, tampoco lo harás en los próximos.

3. Al alcance de la mano. La ropa de temporada la tendremos en la parte delantera, mientras que el resto estará al fondo del armario.

El armario perfecto para ella

Te proponemos algunas ideas para que tu armario gane en comodidad y en espacio:

armario ideal para ella

Fuente: Westwing

 

1. Cajas como solución ideal de almacenaje. Las encontramos de lino, de cartón, acrílico o propileno y son perfectas para ordenar la ropa en las baldas o en el altillo donde podemos guardar toda la ropa que no sea de la temporada actual.

2. Cestas metálicas o de ratán. Estas últimas le darán un aire muy vintage a tu armario. En ellas podrás meter desde jerseys a pijamas o ropa de cama. Las cestas metálicas proporcionan un toque más serio y moderno.

3. Separadores para los cajones: ideales para los calcetines o la ropa interior.

4. Colgadores para los cinturones o los bolsos. En el espacio donde colgamos las blusas podemos situar estos colgadores que resultan siempre muy prácticos.

5. Cuida el aroma de tu armario. Para que tenga siempre un ambiente fresco puedes meter en los cajones algunas pastillas de jabón o unos saquitos de lavanda. ¡Verás qué buen olor desprenden!

El armario perfecto para él

Al igual que en el armario para ella, en el armario para él, también es conveniente que cuente con al menos dos módulos, pero la distribución será distinta, ya que sus necesidades son también diferentes. Te contamos cómo debería ser el armario ideal para él:

armario ideal para el

Fuente: Westwing

 

1. Más barras para las camisas y las americanas. Deben contar con el espacio suficiente para que no se arruguen. Para ello asegúrate de que este espacio tienen al menos unos 100 centímetros de alto.

2. Organizar por colores: de los más claros a los más oscuros. ¡Atrévete a la escala de colores!

3. Las camisas y trajes, siempre en perchas. Lo mejor es que sean de madera o de una estructura más o menos fuerte para que las perchas no dejen la ropa con marcas.

4. Colgadores para los pantalones. Uno de los espacios debe ser destinado solo a los pantalones, que no deben colgarse de cualquier forma, sino en una percha destinada para ellos. Estos colgadores resultan muy prácticos y cómodos. ¡A lo mejor incluso puede prestarte alguno para tus pantalones!

5. Cajones con organizadores: también para ellos, estos separadores o cajetines pueden resultar muy útiles para las corbatas, así como para los calcetines o ropa interior.

6. Corbatero. Lo pondremos en una de las puertas del armario o bien en una de las paredes laterales.

Facebook Comments