El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas en España, cerrará previsiblemente el mes de enero en el 0,044%, con lo que no sólo marcará un nuevo mínimo histórico, sino que además se situará por debajo del precio oficial del dinero.

El BCE mantiene los tipos de interés en el 0,05% desde septiembre de 2014, pero el Euríbor nunca se había situado por debajo de este umbral. De hecho, el índice cerró septiembre de 2014 en el 0,362%.

El Euríbor se ha reducido en 0,254 puntos porcentuales en un año. En tasa diaria, el índice se ha desplomado hasta el 0,022%, más aún ante la expectativa de que el BCE active más artillería para elevar la inflación en la zona euro.

A falta de un valor para cerrar enero, el Euríbor arroja una media mensual del 0,044%, con lo que los ciudadanos con una hipoteca de 120.000 euros a 20 años y Euríbor+1% tendrían una rebaja en su cuota anual de 167,64 euros o, lo que es lo mismo, de 13,97 euros mensuales.

“El avance psicológico al nivel de 0,000% se afianza, pero aún faltaría una mayor presión por parte del BCE. De momento el crudo está cumpliendo su parte de presionar a la baja la inflación y los inversores presionan al BCE para que tome medidas contundentes”, ha explicado el analista de XTB Jaime Díez.

Pendientes del BCE para ver si llega al 0%

Díez ha indicado que una eventual rebaja de los tipos de depósitos (lo que pagan las entidades al BCE por tener depositado allí su dinero) desde el -0,3% al -0,4% es “clave “para que se alcancen dichos niveles. “En los próximos meses veremos si efectivamente estas presionen surgen efecto y los niveles de 0% son una realidad”, ha subrayado.

Las caídas del Euríbor están beneficiando a las empresas y familias, pero para los bancos supone añadir más presión a sus exiguos márgenes de intereses. “Estos niveles bajos junto con la caída del crudo, son una importante ayuda para las economías europeas”, ha incidido en analista de XTB.