18 enero 2016

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas a particulares y empresas ha caído al 10,349% en noviembre, frente al 10,55% registrado el mes anterior, con lo que se ha establecido en su nivel más bajo desde julio de 2012 (9,86%), según los datos provisionales publicados este lunes por el Banco de España.

La cifra total de créditos dudosos ha caído en noviembre hasta los 138.894 millones de euros y se ha hundido hasta su nivel más bajo desde hace cuatro años (noviembre de 2011), después de reducirse en 2.026 millones de euros respecto al mes anterior.

Además, la caída de la morosidad se ha visto acentuada ante la subida del crédito global del sector, que se ha elevado en 7.174 millones, hasta los 1,342 billones de euros.

Así, la morosidad de la banca se ha reducido en 3,25 puntos porcentuales respecto al máximo histórico marcado en diciembre de 2013, cuando se situó en el 13,6%.

Sin incluir los cambios metodológicos, la ratio de morosidad se colocaría en 10,55%, una cifra inferior al 10,76% registrado el mes anterior. En este caso, el saldo de crédito se reduciría hasta los 1,315 billones.

Pese a todo, las entidades financieras aún mantienen sus provisiones, aunque las han reducido ligeramente respecto al mes pasado, hasta los 83.745 millones de euros. En octubre, este ‘colchón’ se situó en 84.799 millones.

DInero_billetes_euros

 

El analista de XTB Carlos Fernández ha valorado que se mantenga la tendencia bajista de la morosidad iniciada desde 2014, a pesar de que el sector bancario muestra cierta cautela en el devenir de los próximos meses.

“Los bancos siguen apostando por reducir el crédito, buscando únicamente financiar aquellos proyectos con bajo riesgo para evitar la posibilidad de incurrir en nuevos impagos que puedan afectar negativamente a sus balances”, ha explicado el analista de XTB pese al repunte del crédito global en noviembre.

La ‘hucha’ del BCE aumenta

Fernández ha reforzado su tesis al recordar que en los últimos meses el BCE ha tratado de forzar a las entidades bancarias a incrementar el crédito, aumentando progresivamente la penalización a los bancos por depositar dinero en el BCE. “Sin embargo, vemos cómo el volumen de dinero depositado se incrementa mes a mes, prueba de que siguen sin confiar en prestar dinero a la “economía real”, ha apuntado.

Sin mejoras en el acceso al crédito

Además, el analista de XTB ha enfatizado que esta estrategia de cautela de los bancos se ha renovado con las dudas surgidas sobre la economía mundial en el último trimestre de 2015 y el inicio de este año.

“A lo largo de  este año la banca buscará reducir los créditos para sanear su balance y sobre todo, rebajar la tasa de mora, por lo que no esperamos una mejora en las facilidades a la hora de solicitar préstamos”, ha augurado.

Facebook Comments