La deuda de las familias en enero continúa la senda de descensos seguida en 2015 y cae 2.576 millones de euros respecto al pasado ejercicio (-0,3%), hasta los 721.564 millones de euros. Se trata de la cifra más baja desde junio de 2006, según datos del Banco de España.

En relación al mismo mes del año anterior, la deuda de los hogares españoles se redujo en 23.778 millones, desde los 745.342 millones de enero de 2015.

De esta forma, la deuda de las familias inicia el año en niveles previos al inicio de la crisis económica, que ha llevado a las familias a ir reduciendo paulatinamente los préstamos contraídos.

La caída del endeudamiento de las familias en enero se debe, principalmente, al descenso del 0,4% de los préstamos para adquisición de vivienda, hasta los 558.308 millones de euros. En comparación con enero de 2015, estos créditos cayeron un 3,5%.

A pesar del descenso de la inversión de los hogares en vivienda durante los últimos años, el importe que las familias destinan a su hogar sigue ocupando la mayor parte de su endeudamiento, ya que supone el 77,3% del mismo.

Por su parte, los préstamos que las familias destinan al consumo crecieron un 0,1% en enero, hasta 163.255 millones de euros, y los préstamos fuera de balance bajaron un 1,9%.