El número de efectos de comercio comprados a plazos y devueltos por impagos de familias y empresas bajó un 14,1% en 2015 en relación a 2014, mientras que el valor medio de estos efectos descendió un 1,5% en el conjunto del año, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La morosidad en los comercios descendió en 2015 por séptimo año consecutivo. El importe total de los efectos de comercio devueltos impagados retrocedió un 16,2% en 2015, hasta los 2.851 millones de euros.

Navarra, Galicia y Castilla y León fueron las comunidades autónomas que registraron el menor porcentaje en el importe de los efectos de comercio impagados sobre vencidos, con un 1,5% en los tres casos, frente a Extremadura, que presentó el mayor (2,7%).

Cantabria (4,2%) fue la única comunidad que registró aumento en el importe de los efectos impagados en 2015. Por su parte, Murcia (24,2%) presentó el mayor descenso.

El 66,2% del valor de los efectos vencidos correspondió a los efectos de comercio en cartera (103.331 millones de euros) y el 33,8% a los efectos de comercio en gestión de cobro (52.741 millones de euros).