El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos de interés de referencia del euro en el mínimo histórico del 0,05%.

El BCE también ha decidido mantener los tipos de interés aplicable a la facilidad de depósito en el -0,30% y el tipo de interés de la facilidad marginal de crédito en el 0,30.

La tasa de inflación de la zona euro se situó en diciembre en el 0,2%, frente al 0,1% del mes anterior, mientras que un año antes el dato fue del -0,2%.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, reconoció en su primera comparecencia del año ante los medios que los riesgos a la baja “han aumentado”, en referencia al aumento de la incertidumbre y de la volatilidad, así como los riesgos geopolíticos.

De este modo, el máximo responsable de la política monetaria de la zona euro apuntó que la entidad llevará a cabo los trabajos necesarios para estudiar “el completo rango de opciones disponibles” para su implementación, “si fuera necesario”.

Asimismo, el presidente del BCE subrayó que las medidas adoptadas hasta ahora por la institución han tenido un impacto “favorable” y reiteró que su expectativa de que los tipos de interés permanezcan a los niveles actuales “o más bajos” por un periodo prolongado de tiempo.