El Rey de Marruecos, Mohamed VI, inaugurará, en el Sur de su país, la planta termosolar más grande del mundo en la que han participado empresas españolas. En el acto estará presente el ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Situada a 10 kilómetros de la ciudad de Ouarzazate, la planta ocupa una superficie de 450 hectáreas y su construcción ha llevado dos años y medio, durante los cuales se han movilizado a unos 1.400 trabajadores, el 70 % de ellos mano de obra local y el resto técnicos extranjeros.

Con una potencia instalada de 160 megavatios y una capacidad de almacenamiento de energía en sales fundidas de 3 horas a la potencia máxima, la planta NOOR 1 es de vital importancia para el sector dentro y fuera de la región. Se trata del primer proyecto de energía solar que maximiza las horas de funcionamiento al día adecuándose a las horas pico del mercado eléctrico marroquí.

Al frente del proyecto de construcción de la planta termosolar está la empresa saudí ACWA Power, propietaria de la compañía de ingeniería española Aries Ingeniería y Sistemas. La construcción de la planta, en el formato de llave en mano, la ha llevado a cabo el consorcio formado por las empresas españolas Acciona, TSK y Sener.