A falta de la última liquidación de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el sistema habrá arrojado 918 millones de euros en 2015, su segundo superávit anual consecutivo.

En la liquidación número trece de 2015, publicada por la CNMC, se aprecia que existe un déficit de tarifa provisional de 162 millones, a falta de la llegada de parte de los ingresos eléctricos pendientes de transferencia desde el Ministerio de Hacienda.

Este importe es 554 millones de euros inferior al desfase de 717 previsto para la decimotercera liquidación conforme a la orden ministerial 2735/2015, en la que ya se pronostica un superávit de 364 millones.

La mejor evolución en 554 millones, sumada a este superávit, arroja un excedente de 918 millones para el ejercicio 2015. Además, la CNMC indica que la evolución del sistema eléctrico es 763 millones mejor a la prevista en una orden ministerial anterior, la 2444/2014, en la que ya se preveía superávit, aunque menor, al existir en ese momento una previsión más baja de demanda.

En su informe, el ‘macrorregulador’ indica que la demanda registrada hasta la decimotercera liquidación, de 236.831 gigavatios hora (GWh), es un 3% inferior al promedio de años anteriores, lo que ha permitido elevar un 0,6% los ingresos por peajes con respecto a otros ejercicios, hasta 13.792 millones.

En cuanto a los costes regulados, han sido 644 millones de euros inferiores a los previstos para esta liquidación en la orden ministerial 2444/2014, debido, principalmente, a unos menores costes de los pagos por capacidad por valor de 308 millones de euros.