Cambiar los sanitarios, muebles o los revestimientos puede significar el desembolso de una gran cantidad de dinero. Sin embargo, darle un aire nuevo al baño no tiene por qué suponer invertir una fortuna, solo hay que saber algunos trucos que ayuden a renovar este espacio de la casa, sea cual sea el presupuesto.

 

Los revestimientos

A la hora de reformar el baño, un aspecto a tener en cuenta son los revestimientos. Estos suponen un punto importante en la imagen de esta estancia, por eso, si se le quiere dar un aire nuevo, se puede empezar por cambiar el material o el color de paredes, techos y suelos.

Si no se tiene dinero para eso, una alternativa factible y más económica puede ser pintar suelos, paredes y techos. La pintura acrílica suele ser la mejor aliada en estos casos. Otra opción es el papel vinílico para paredes y suelos, que imita multitud de texturas como la de la cerámica o el parqué. Por último, también está la cerámica en seco, más económica y fácil de colocar que la tradicional, o, en el caso de las paredes, el papel pintado especial para baños.

renovar baño

Foto: Ikea

 

Los sanitarios

Darle un aire nuevo a esta estancia es muy fácil si se dispone de presupuesto suficiente como para sustituir los sanitarios por otros más modernos, como los lavabos e inodoros volados, que ocupan menos espacio visualmente y resultan más fáciles de limpiar.

Cambiar la clásica bañera por un plato de ducha también sirve para dar una imagen más fresca y para ganar comodidad y seguridad. En este sentido, se pueden cambiar las cortinas de la ducha o bañera por una moderna y práctica mampara de cristal.

Si no se quiere o no se tiene dinero para cambiar los sanitarios, siempre se puede optar por sustituir elementos como la grifería: los grifos de la ducha, la bañera, el bidé o el lavabo. Sólo hay que elegir unos que se diferencien con los actuales y se ajusten al estilo que se quiere dar a la estancia.

renovar baño

Foto: Leroy Merlin

 

El mobiliario

La forma más sencilla y lógica de renovar los muebles del baño es sustituir los actuales por otros. Sin embargo, ya sea porque se tiene un presupuesto limitado o porque el mobiliario está en buenas condiciones, no siempre es una opción a tener en cuenta.

Existen infinidad de alternativas: desde pintarlos (hoy en día está muy de moda el uso de chalk paint, una pintura que aporta un aspecto envejecido y vintage), pasando por la colocación de vinilos, que permiten cambiar el color o la textura de los muebles, hasta forrarlos con papel, por dentro o por fuera, mediante la técnica decoupage.

Además, hay otras opciones menos “agresivas”, que pueden resultar perfectas para los que no se quieren gastar mucho dinero o aquellos que viven de alquiler. Una de estas opciones es la de sustituir los tiradores de armarios y cajones por otros que supongan un cambio de estilo y/o color, un gesto sencillo que puede ayudar al cambio de imagen del mobiliario.

renovar baño

Foto: Leroy Merlin

 

Los elementos para el almacenaje

En un espacio habitualmente pequeño como el baño, es indispensable disponer de elementos que sirvan para el almacenaje de las toallas, los geles, el secador… Estanterías y baldas, por no hablar de las cajas o cestos, se unen a los muebles bajo lavabo y columnas para ayudar con esta tarea. Cambiar estas piezas por otras de diferente estilo, material o color permite renovar la imagen del cuarto de baño.

renovar baño

Foto: Ikea

 

Los textiles

Los textiles son un elemento imprescindible en cualquier estancia de la casa: sirven para secarse a la vez que decoran el espacio y generan una sensación acogedora. En el baño se puede encontrar toallas, albornoces, alfombras para los pies y hasta cortinas. Como en cualquier estancia, sustituir estos complementos por otros de colores, estampados, texturas y hasta tejidos diferentes puede ser una alternativa sencilla y económica de renovar este espacio.

renovar baño

Foto: H&M Home

 

Los complementos decorativos

Otra forma barata de renovar el cuarto de baño es con los complementos decorativos. Cambiar los jaboneros, toalleros, escobilleros y demás básicos y optar por otros de un color y/o diseño diferente, es otra manera de darle un aire nuevo al espacio por poco dinero. Cuadros, cajitas, velas, mikados y otros objetos, más decorativos que prácticos, también pueden ser de gran perfectos a la hora de lograr el objetivo.

renovar baño

Foto: H&M Home