Los colores son alegría y frescura, por eso es difícil resistirse a introducirlos en cualquier habitación. Cuando hablamos del salón, las maneras de hacerlo son muy variadas y van desde lo más exagerado, pintar las paredes, a los detalles más sutiles.

Tanto si eres de los que le gustan las estridencias como de los que prefiere pasar más desapercibido, un poco de color no te hará daño. Descubre 6 sencillas maneras de dar color a la habitación más importante de tu casa: el salón.

1.- Las paredes

Color_salon_decoracion

Fuente: Marta Sallarès

 

Ya se sabe que el blanco nunca pasa de moda, pero lo cierto es que en las últimas décadas ha dejado de ser la única posibilidad para las paredes de casa. Lo que se lleva ahora es mucho más colorido: pintar la pared frontal con un color intenso, crear un rinconcito de lectura con un bonito papel pintado, pintar las molduras de otro color, etc. Las opciones son múltiples, pero una cosa es segura, una pared con color da personalidad a tu salón y marca la decoración del resto de la habitación.

 

2.- El sofá

Color_salon_decoracion

Fuente: ARTIL

 

Si no nos atrevemos con las paredes pero queremos que el color tenga un papel importante en nuestro salón, una opción muy potente y llamativa es comprarnos un sofá con un tono intenso y alegre. Rojo, verde, azul o incluso amarillo… ¡hay vida más allá del negro y de los tonos marrones de la piel! ¿Qué ganará nuestro salón con esto? Para empezar mucho carácter, pero además conseguirás centrar todas las miradas de la habitación en este elemento fundamental para nuestro bienestar… ¡el bendito sofá!

 

3.- Los textiles

Color_salon_decoracion

Fuente: Caura Carpet

Pero, ¿qué pasa si ya tenemos el salón montado con tonos sobrios y de repente queremos un cambio radical con una pequeña inversión? En este caso, la solución pasa por los textiles. Es una manera estupenda y sencilla de llenar de color la habitación. Desde coloridas cortinas a cojines con estampados pasando por alfombras llamativas. Busca tu combinación perfecta y llena de color la casa.

 

4.- Los cuadros en la pared

Color_salon_decoracion

Fuente: Alba Najera

Los elementos puramente decorativos también juegan un papel fundamental en la organización y diseño de tu salón. Colgar coloridos cuadros en la pared puede ser una opción sencilla y original para dar ese toque de color que tu sobrio salón necesita.

 

5.- Un mueble diferente

Color_salon_decoracion

Fuente: DKP

Acostumbrados a que los muebles sean de materiales naturales y conserven estas tonalidades, una buena manera de salirse de la norma puede ser eligiendo una pieza de un color llamativo. Desde un aparador vintage repintado con tonos más alegres, hasta una butaca con un tapizado colorido, una estantería roja o una mesa de centro amarilla… ¡En la variedad está el gusto!

 

6.- Flores

Color_salon_decoracion

Fuente: Tilbury Decoracion

 

Por último, una opción saludable y alegre es colocar flores y plantas en la habitación. No solo le darán una pizca de color al salón, también conseguiremos mejorar la calidad del aire que respiramos, que la habitación huela mejor y que el ambiente sea más agradable.