Los datos correspondientes al pasado mes de diciembre, dados a conocer por el INE, reflejan que 2015 se cerró con un aumento en las compraventas de viviendas de 11,1%, lo que supone un dato muy positivo respecto 2,2% del ejercicio anterior, y más aún respecto a las caídas del -1,9% de 2013, -11,5% de 2012 y del -18,1% de 2011.

“Los datos de cierre de año son el mejor reflejo del mayor dinamismo que ha tenido el sector inmobiliario durante 2015 ya que se vendieron 35.000 viviendas más que en 2014, año en el que comenzaron las primeras señales de mejoría con apenas 7.000 operaciones más que en 2013. Tras siete años de crisis en los que solo veíamos números rojos, en 2015 por fin el sector se ha reactivado y ha recuperado la actividad. Se ha normalizado la compraventa de casas, hemos dejado atrás las fuertes caídas de precios y ha mejorado el acceso al crédito”, explica Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.

La causas de esta reactivación del sector están “en la reapertura del crédito y en la moderación de la caída del precio de la vivienda, que en 2015 ha comenzado a repuntar de forma continuada en varias zonas del país”. El Índice Inmobiliario fotocasa registró el año pasado una caída del 0,8%, el menor descenso de toda la serie histórica y por primera vez desde 2007, el precio subió en cinco comunidades autónomas.

“Todo apunta a que lo peor ha pasado, pero aún es pronto para hablar de recuperación. No hay que olvidar que hoy se vende una tercera parte de lo que se compraba hace diez años, apenas se construye y las hipotecas aún están en niveles muy bajos”, añade.

Como en años anteriores, la protagonista de esta reactivación ha sido la vivienda de segunda mano.  “El tirón que ha protagonizado la vivienda usada se explica por su amplia oferta, gran parte de ella en manos de los bancos, el mayor margen de negociación en el precio y los menores impuestos con los que está gravada. Todo ello la hace mucho más atractiva para los compradores. Este tipo de vivienda ha perdido un 45% de su valor desde los máximos previos a la crisis, según los datos de fotocasa”, explica Beatriz Toribio.

Desde el portal inmobiliario se es optimista de cara al futuro del sector, ya que todo apunta a que “2016 se mantendrá esta tendencia y se consolidará la normalización del sector. Para ello, es imprescindible que se mantenga la reapertura del crédito, mejore el empleo y haya estabilidad política porque la recuperación será lenta y moderada”, concluye.