29 enero 2016

Las grandes inmobiliarias aseguran que los inversores internacionales están “empezando a asustarse” ante las incertidumbres políticas del país, al que “empiezan a mirar con mayor grado de prudencia”.

Coincidieron en este punto el presidente de la socimi Merlín, Ismael Clemente, el consejero delegado de Colonial, Pere Viñolas, y el consejero delegado dela promotora Neinor, Juan Velayos.”Que Dios coja confesado a quien tenga que salir al mercado a financiarse mientras dure esta incertidumbre”, aseguró el presidente de Merlín.

Para Ismael Clemente, España debería registrar en 2016 un volumen de inversión similar al de 2015, cuando alcanzó máximos de los últimos años, “en ausencia de externalidades políticas”. “Con externalidades políticas, con todo este ‘Gran Hermano’ que vivimos, será inferior, porque entre otras cosas se nos va a ir medio año”, añadió.

El primer ejecutivo de Colonial avisó de que “España debe seguir siendo un foco de inversión si no se estropea por otras motivaciones”, en referencia a la incertidumbre sobre la formación del nuevo Gobierno.

“Todavía esperamos que triunfe la cordura ante los protagonismos y los personalismos y se nos siga viendo como un país ‘core’ por los inversores y empresas internacionales“, apuntó Clemente durante una jornada sobre las tendencias del sector inmobiliario organizada por PwC.

Según Pere Viñolas, el temor a esta incertidumbre ha sido reciente dado que, según asegura, “hasta hace un mes los inversores internacionales eran incluso más positivos que los inversores nacionales y sólo se centraban en observar la marcha de la economía y obviaban el plano político”.

Asimismo, el primer ejecutivo de la promotora inmobiliaria Neinor, controlada por el fondo internacional Lone Star, estima que “cada vez se está más cerca de que toda la incertidumbre política pueda afectar” al ámbito económico y a la inversión extranjera.

No obstante, todos ellos manifestaron su confianza en que las dudas políticas se aclaren. “Todavía esperamos que triunfe la cordura ante los protagonismos y los personalismos, y que se nos siga viendo como un país ‘core’ por los inversores y empresas internacionales”, apuntó Clemente.

Recuperación del sector

La incertidumbre política que arroja actualmente la dificultad para formar Gobierno en España constituye de hecho uno de los escasos riesgos que los agentes del sector observan a corto plazo en el mercado inmobiliario, actualmente en recuperación.

Todos ellos coinciden que hay liquidez en el mercado para invertir y que hasta ahora España está considerado como uno de los principales mercados destino de dicha inversión porque aún presenta margen de rentabilidad.

En este sentido, y por lo que al negocio patrimonial se refiere, apuntaron que los precios de alquiler de las oficinas aún están bajos y apuntan a margen de subida, mientras que en el segmento residencial, también se prevé un incremento en el número de viviendas que se construyen que, según el primer ejecutivo de Neinor, se estabilizará en entre 100.000 y 150.000 viviendas al año en los próximos ejercicios.

Facebook Comments