29 enero 2016

La escasez de activos de calidad y la abundancia de capital impulsarán la promoción inmobiliaria y la inversión en sectores alternativos a los tradicionales, según el 80% de los encuestados dentro del informe ‘Tendencias en el mercado inmobiliario en Europa 2016’ de PwC y el Urban Land Institute.

El 55% de los participantes cree que el capital continuará entrando con fuerza en el mercado durante este año, gracias al escenario de bajos tipos de interés en Europa y el consiguiente mayor atractivo de la inversión inmobiliaria respecto a la baja rentabilidad de la renta fija.

Sin embargo, los activos de calidad seguirán escaseando, según otro 40% de los encuestados, mientras que aquellos disponibles estarán sobrevalorados en prácticamente todos los mercados europeos, de acuerdo con el 63% de las opiniones.

En este contexto, la promoción inmobiliaria se verá acompañada de un mayor protagonismo de otros sectores como el sanitario, la salud, el hotelero, los alojamientos estudiantiles o el logísitico. “Estos sectores alternativos están notando ya el efecto favorable de grandes fenómenos globales como la urbanización, el envejecimiento de la población y el desarrollo tecnológico“, señala el informe.

Por otro lado, el documento constata el optimismo de los fondos, inversores institucionales, compañías inmobiliarias y bancos sobre la evolución de esta industria en los próximos 12 meses, aunque en menor medida que el pasado año por cuestiones como la incertidumbre política, la inmigración, el terrorismo, la hipotética salida del Reino Unido de la UE o la desaceleración económica en China.

Por otro lado, el informe señala que el mercado inmobiliario se encuentra en transformación, de forma que los inversores oportunistas están dando paso a un abanico más amplio de actores, como fondos de pensiones, gestoras de patrimonios, inversores inmobiliarios tradicionales, fondos soberanos o aseguradoras, que tienen expectativas de rentabilidad más modestas.

Buenas perspectivas en Madrid y Barcelona

En lo que se refiere a mercados locales de España, el informe plantea “buenas perspectivas” tanto para Madrid como para Barcelona. La capital de España se mantiene en cuarta posición entre las más atractivas, por detrás de Berlín, Hamburgo y Dublín. Madrid movilizó 5.000 millones de euros entre octubre de 2014 y septiembre de 2015.

La Ciudad Condal asciende un puesto, hasta el 12, y forma parte de un grupo de 18 ciudades con perspectivas de inversión optimistas de cara a 2016.

Facebook Comments