La oferta de vivienda nueva en la Comunidad de Madrid podría agotarse en diez meses si continúa el actual ritmo de absorción del stock, según el estudio ‘Censo ST de vivienda nueva Comunidad de Madrid y Madrid capital 2016’ elaborado por la ST Sociedad de Tasación.

Según este informe, el stock de vivienda nueva se ha reducido un 78,5% en tan solo dos años, pasando de un total de 8.898 unidades de vivienda nueva en oferta registradas en el Censo ST 2014 a 1.911 viviendas en la actualidad.

A su vez, se ha detectado un remanente de nuevas unidades que alcanza las 3.563 viviendas, por lo que la oferta actual en la Comunidad de Madrid asciende hasta las 5.474 viviendas, lo que ha supuesto una reducción neta del stock del 38,5% con respecto al Censo ST 2014.

En lo que a Madrid capital se refiere, el stock de vivienda ha pasado de 2.558 a 448, por lo que se ha dado salida al 82,5% de la oferta en dos años, mientras que las unidades nuevas ascienden a 1.710 viviendas, siendo la oferta actual de 2.158 unidades, un 15,6% menos que en 2014, según el estudio.

“La oferta de vivienda nueva se está consumiendo a un ritmo más alto al que la sociedad esperaba. La tendencia es muy rápida”, ha explicado en la presentación del estudio el director general de ST Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, quien ha añadido que en caso de que se siga consumiendo la oferta de vivienda en la región, o se empiezan a poner más “casetas” para compra sobre plano o la vivienda nueva para entrar a vivir se termina.

Así pues, en este contexto, si no se ponen a la venta nuevas unidades, los precios podrían repuntar en este segmento del mercado, ya que no habría oferta suficiente para atender la demanda estimada, según se desprende del informe.

Más venta sobre plano

La oferta actual de vivienda terminada se ha reducido un 62% con respecto al censo de 2014 y la de inmuebles en construcción ha bajado un 35%. Por el contrario, la oferta de viviendas sin iniciar se ha incrementado un 28%.

En palabras de Fernández-Aceytuno, la composición del stock en la Comunidad de Madrid ha cambiado y la oferta de inmuebles terminados ha perdido peso, mientras que la vivienda sin iniciar y la vivienda en construcción ganan importancia.

En concreto, el conjunto de este tipo de viviendas supone el 63,9% de la oferta registrada en el censo de 2016 en la Comunidad de Madrid, porcentaje que aumenta hasta el 71,2% en el caso de Madrid capital. Así, las viviendas sin iniciar representan el 39,9% y el 52,6%, respectivamente, mientras que las que están en construcción suponen el 24% en la comunidad y el 18,6% en la capital.

Aumenta precio y tamaño de la vivienda

Madrid_centro



El tamaño medio de las viviendas en la región ha crecido, ya que el 45,8% del total son viviendas con una superficie entre 100 y 150 metros cuadrados. En el caso de Madrid capital esta cifra asciende hasta el 48,3%.

En relación al precio, el 53,3% del total de vivienda de la comunidad tiene un precio entre 150.000 y 300.000 euros, mientras que en la capital este porcentaje se reduce hasta el 50,4%.

“Este cambio en la distribución de tamaños y precios de la oferta en la Comunidad de Madrid puede ser consecuencia de que la demanda se ha focalizado en las viviendas terminada de menor tamaño y precio más reducido”, ha subrayado el presidente de la sociedad.

Más hipotecas que transacciones en 2015

En 2015 el número de hipotecas ha superado al de transacciones y, en este sentido, se puede hablar de recuperación según explican desde la sociedad, ya que si las transacciones superan a las hipotecas se considera que las casas que se venden se están comprando al contado y no es un “mercado natural” de reposición de viviendas o de creación hogares.

“El mercado inmobiliario real de un país como España, donde hay una clase media importantísima que necesita financiación para la compra, está asociado a la hipoteca y se hablará de estabilización cuando el número de hipotecas esté a la par del número de transacciones”, ha matizado Fernández-Aceytuno.