Los datos de transacciones inmobiliarias correspondientes al mes de enero, dados a conocer por el INE, reflejan una caída interanual en las compraventas de vivienda del 2,9%, rompiendo así 16 meses de subidas consecutivas en el número de operaciones de compraventa.

Este retroceso en las compraventas de vivienda podría explicarse por la incertidumbre política que vivimos desde finales del año pasado.  “2015 ha sido un año muy positivo para el sector pero en el último tramo se frenó la actividad porque muchos inversores pospusieron sus compras a la espera del resultado que depararan las urnas. La inestabilidad política que vivimos desde entonces puede frenar la reactivación que ha experimentado el sector en el pasado ejercicio. Por ello, es imprescindible que se defina cuanto antes el nuevo Gobierno”, asegura Beatriz Toribio, responsable de Estudios de fotocasa.

fotocasa recuerda que los datos que el INE computa en el mes de enero corresponden a las operaciones registradas unos meses antes. En términos mensuales, el panorama es más positivo ya que las compraventas de vivieda siguen con su tendencia positiva (17,1%). “El sector se está normalizando y por ello pueden surgir fluctuaciones en algunos indicadores. Hay que tener presente que la recuperación no está confirmada y que será lenta y moderada. Cualquier factor externo puede interrumpirla y en este sentido, la inestabilidad política puede ser una gran amenaza para el mercado inmobiliario”, añade Toribio.

fotocasa es optimista respecto a las perspectivas del sector en 2016. “Los principales indicadores relacionados con el mercado inmobiliario seguirán en la senda positiva registrada en 2015, pero con niveles más moderados. Habrá que seguir de cerca cómo va repercutiendo la incertidumbre en el mercado inmobiliario”, concluye Toribio.