29 marzo 2016

La recuperación del mercado inmobiliario residencial continuará en 2016, al encontrarse ya en un nuevo ciclo expansivo en el que se registrará un incremento interanual en la compraventa de viviendas próximo al 20%, con un alza de precios en venta de obra nueva superior al 5%.

Estas son las previsiones de la consultora inmobiliaria internacional CBRE, que señala que el panorama es “alentador” y el sector residencial se encuentra en un “nuevo ciclo expansivo”. Estiman que el repunte de la compraventa de viviendas se situó en el entorno del 25% y 27% entre 2014 y 2015, y que se situará sobre el 20% en 2016. Mientras, los precios de venta de obra nueva subieron un 2,75% el año pasado, y el alza de este año podría ser superior al 5%, acentuándose aún más en Madrid y Barcelona.

En cuanto a los datos de producción de obra nueva, con 45.000 unidades aproximadamente en 2015, y entre 60.000 y 65.000 en 2016, la cifra continúa creciendo aunque todavía se encuentra lejos de la demanda normalizada del país, estimada entre 150.000 y 175.000 viviendas anuales.

A cierre de 2015 el ‘stock’ de vivienda de obra nueva rondaba las 400.000 unidades, mientras que 2016 podría acabar con entre 300.000 y 325.000.

Valencia, Málaga o Bilbao, tomarán protagonismo  

Bilbao_recuperacion compraventa

Durante 2015, Madrid, Barcelona y la Costa del Sol fueron los protagonistas de la promoción residencial. Ahora, la tendencia en 2016-2017 se dirige hacia otros grandes núcleos urbanos como Valencia, Málaga, Bilbao e incluso hacia la creación de nuevos suelos y rehabilitaciones en lugares donde ya se percibe que la demanda quedará rápidamente insatisfecha.

El director de Corporate Finance España, en la división de Capital Markets de CBRE, Heriberto Teruel, explica que factores como la estabilización de la población, la disminución de la tendencia a la propiedad inmobiliaria, la cautela a la hora de invertir y el fin de la financiación “sin límite”, indican que no se repetirán, al menos en el medio plazo, los errores del pasado, y que este nuevo ciclo será “racional y sostenible”.

Teruel pronostica que 2016 será un año “interesante” a nivel de inversión inmobiliaria residencial en España, ya que los precios de las viviendas han tocado fondo, y se experimentan evoluciones positivas en los principales mercados.

Tanto las transacciones como los precios del suelo están en alza y se observará en determinadas zonas notables incrementos, debido a la escasez de suelo calificado y a las dificultades urbanísticas y financieras para poner en valor los diferentes ámbitos.

A esto se suma que la vivienda es más asequible, y el precio de la misma respecto a la renta de los hogares se encuentra “en ratios razonables desde un punto de vista histórico”. Además, la financiación hipotecaria se acelera, el desempleo se ha reducido y ha bajado también el ‘stock’ sobrante.

Facebook Comments