18 febrero 2016

La promoción de vivienda nueva comienza a tirar en general, aunque se está produciendo un dato interesante. Las promociones de unifamiliares registran mayor dinamismo que las de plurifamiliares. La explicación de esta actividad está en el segmento repositor, que se está convirtiendo en uno de los impulsores del mercado.

Durante los años de crisis, la vivienda de segunda mano pasó por un mal momento. Era muy complicado vender porque los hipotéticos compradores de vivienda usada no podían acceder a la financiación, dado que las entidades financieras tenían el grifo cerrado. Eso suponía que el que quería cambiarse de casa y vender la anterior, tampoco podía. Un círculo vicioso. El mercado se paralizó, tanto en nueva como en usada.

Ahora estamos ante un momento de compra. El mercado en su conjunto ha tocado suelo. Y la tendencia de los precios es alcista, aunque sea ligeramente y así lo destacan los principales estudios de mercado. La financiación ha mejorado.

El repositor vuelve a la palestra inmobiliaria con la compra de vivienda sobre plano en muchos casos, dado que así tiene dos años hasta la entrega de la vivienda. Esto indica que cuenta con más tiempo para ir abonando cantidades y a la vez, también con más tiempo para vender en un mercado de segunda mano alcista.

¿Y cuál es el perfil del repositor?

Gruas
Familias que han estado expectantes durante los años de crisis, tienen ahorros y vivienda y ahora ven el momento de ampliar casa con pisos más grandes o dar un salto a la compra de un unifamiliar. De hecho, desde Foro Consultores se ha detectado esa tendencia y en localidades de Madrid como Tres Cantos, en este momento es más fácil vender sobre plano un chalé que un piso.

Una de las razones es que, en el caso de los plurifamiliares, el porcentaje de compradores de primera vivienda es mayor, no tienen tanto nivel de ahorro y a la vez tienen más dificultades económicas.

Pero al margen del tipo de vivienda con mayor o menor aceptación, hay una realidad que todavía no se refleja en las encuestas oficiales, en la que se destaca el dinamismo del segmento de segunda mano, dado que estas estadísticas se basan en las viviendas escrituradas. Las viviendas vendidas sobre plano, en las que simplemente se firma un contrato de compraventa y no se escrituran hasta dentro de dos años cuando se terminen, aún no están reflejadas.

La realidad es que en las principales ciudades españoles la promoción de vivienda nueva comienza a tirar y hay muchas promociones en venta. Será dentro de año y medio o dos cuando las estadísticas marquen un nuevo mercado, el resurgir de la vivienda de nueva construcción. Y a partir de ese momento la vivienda nueva tendrá más protagonismo, aunque la usada también será muy importante porque una buena parte de las casas que ahora se venden sobre plano son de repositores, que pondrán a la venta su piso de segunda mano.

Facebook Comments