El número de visados solicitados para construir nuevas viviendas se disparó un 30,5% en los nueve primeros meses del año en comparación con el mismo periodo del ejercicio anterior Sumaron 36.031 certificados, el número más alto para este periodo desde 2011, según datos del Ministerio de Fomento.

La demanda de permisos para levantar viviendas nuevas mantiene así la tendencia de crecimiento que viene registrando desde hace meses y que permitió cerrar 2014 con el primer aumento desde 2006.

Si durante el resto de 2015 se mantiene el mismo ritmo de solicitud de visados, se saldará con un segundo aumento anual consecutivo, superándose así los 48.000 certificados, un volumen no obstante aún lejos de las cifras récord alcanzadas antes de la crisis.

 

Por tipo de construcción

Por el momento, en los primeros nueve primeros meses del año, el 70% del total de visados solicitados correspondieron a la construcción de nuevos pisos en bloque, con 25.238 unidades y una subida interanual acumulada del 34,8%.

El resto de las autorizaciones pedidas correspondieron a residencias unifamiliares, con 10.777 solicitudes, un 21,5% más que en el mismo periodo de un año antes.

 

Más reformas y menos ampliaciones

Entre los pasados meses de enero y septiembre aumentó también, el número de visados solicitados para reformar o restaurar las viviendas, dado que sumaron 19.295 peticiones, un 14,6% más.

Sin embargo, en este periodo volvieron a descender, un 11’2%, las solicitudes para ampliar pisos, desde las 1.165 contabilizadas en los nueve primeros meses de 2014 hasta las 1.034 del mismo periodo de este año.