Aunque tu contrato de alquiler no parezca poseer gran complejidad, debes tener claras ciertas pautas antes de firmarlo para evitar futuros problemas y, si los hubiese, informarte bien sobre cómo solucionarlos.

Las condiciones que van a aplicarse durante tu estancia en la vivienda arrendada debes negociarlas antes de la firma. Posteriormente a esta, todas aquellas dudas o controversias que surjan deberán resolverse con arreglo a lo establecido en el contrato.

 

Primer paso: identidad de las partes

El primer paso que debes realizar antes de firmar un contrato es comprobar la identidad de los contratantes. Es decir, los datos personales tanto del arrendador como del arrendatario. Estar identificado es esencial tanto para saber con quién contratas como para si en un futuro te ves inmerso en cuestiones legales.

 

Segundo paso: identidad de la vivienda

Una vez comprobados los datos personales de ambas partes, debes realizar la misma tarea en lo que se refiere a la vivienda a arrendar; es decir, identificarla y saber en qué condiciones va a ser alquilada.

 

Tercer paso: duración del contrato

El período de contrato será el que las partes pacten, pero hay dos puntos a tener en cuenta muy importantes:

1. Si el período de arrendamiento fuera menor a 3 años, llegada la fecha de vencimiento del contrato y sin que ninguna parte se oponga al mismo, éste se prorrogará obligatoriamente un año más.

2. Cuando no se haya acordado un plazo concreto se entenderá, a efectos legales, que el contrato tiene la duración de un año.

 

Cuarto paso: la renta

La cuantía de la renta debe ser la fijada por las partes. No vendrá preestablecida en ningún sitio. Además, no cabe la posibilidad de que el arrendador solicite por anticipado más de una mensualidad de la renta.

Salvo que se disponga lo contrario, la renta debe ser abonada de manera mensual y antes del día 7 de cada mes.

 

Quinto paso: las cláusulas

Las cláusulas constituyen una de las partes más importantes del contrato, pues en ellas se recogen las mayores negociaciones entre el arrendador y el arrendatario. Entre las más características están las que ponen soluciones a preguntas como “¿puede entrar el arrendador en la vivienda?”, “¿puede exigirme el pago adelantado de la renta?, “¿puedo realizar obras en la vivienda?”, “¿puedo prorrogar el contrato?”.

Antes de firmar el contrato, debes leer detenidamente esta parte, ya que es la única forma de verificar que no contiene ninguna cláusula abusiva o ilegal, y evitar tener que ir a los juzgados.

 

firma contrato

 

Algunas preguntas y respuestas frecuentes antes de la firma

¿Cuál es el plazo mínimo del contrato?

El pactado por las partes

 

¿Puedo desistir del contrato?

Sí, transcurrido un tiempo mínimo de 6 meses.

 

¿A quién corresponde el pago de los gastos generales y servicios?

Podrá ser pactado por las partes todos aquellos gastos correspondientes a sostenimiento del inmueble, sus servicios, cargas y tributos, salvo aquellos gastos individualizados.

 

¿Puedo subarrendar la vivienda?

Se podrá ejercer una cesión del contrato o subarriendo cuando en la vivienda se ejerza una actividad empresarial o profesional sin el consentimiento del arrendador.

 

¿Es obligatorio prestar finanzas?

Sí. Será obligatorio a la celebración del contrato la exigencia y prestación de la fianza en metálico en una cantidad equivalente a una mensualidad de la renta estipulada.

 

 

Artículo de Fernando Gimenez para iAhorro