21 octubre 2014

El 30% de los seguros del alquiler se contratan durante los meses de septiembre y octubre, por eso es en estos meses cuando surgen más dudas. Para solventarlas, la Asociación para el Fomento del Alquiler y Acceso a la Vivienda (Arrenta) ha preparado un decálogo con las respuestas a las preguntas más frecuentes de las personas que contratan un seguro del alquiler.


1. ¿Cuáles son las diferencias entre el tomador, el asegurado y el beneficiario? ¿Deben ser una persona física o jurídica? ¿Deben ser la misma persona?

El tomador es quien suscribe el contrato con la aseguradora y a quien corresponden las obligaciones que se deriven del mismo, salvo aquellas que correspondan expresamente al asegurado. Este último es quien tiene derecho a percibir las prestaciones y quien puede designar un beneficiario. Ambos no tienen que coincidir y pueden ser personas físicas o jurídicas.

 

2. ¿Qué es la franquicia? ¿A cuánto asciende?

La franquicia es lo que el titular del seguro (propietario) no cobra de la aseguradora cuando se produce un impago de rentas. Está fijada en las condiciones generales del seguro. Asciende a un mes de alquiler o ninguno dependiendo de la compañía.

 

3. ¿Qué es la carencia del seguro de alquiler? ¿Cuánto tiempo dura?

El periodo de carencia suele ser de un mes y empieza en el momento en que se contrata el seguro. Durante este tiempo no se puede producir el impago porque quedaría anulada esta cobertura. Si coincide la fecha de inicio del contrato y la fecha de contratación del seguro, no existirá tal impago durante la carencia ya que el primer mes se paga por adelantado en la firma del contrato de alquiler.

 

4. ¿El inquilino puede presentar un avalista?

Sí, su figura debe de incluirse en el contrato de alquiler y nunca puede ser una sociedad. En este caso, también tiene que firmar el contrato.

 

5. ¿Quién debe pagar el seguro de alquiler, el propietario o el inquilino?

Quién paga el seguro se le considera tomador y puede ser cualquier persona física o jurídica, aunque la cuenta de cargo para la domiciliación bancaria del seguro nunca debe de ser la del inquilino, por su propia seguridad.

 

6. ¿Cómo se paga, anual o fraccionadamente?

Algunas compañías aceptan el pago fraccionado de la póliza, bien de forma trimestral o semestral, con un recargo que oscila entre el 4% y 6%, respectivamente.

 

7. ¿Cuándo empieza a pagar la aseguradora?

A partir del segundo mes de impago. El primer mes lo tiene cubierto el propietario por la fianza, ya que, aunque esta se destine a los destrozos, no lo necesita porque el propio seguro tiene cobertura de actos vandálicos.

 

8. ¿Cuál es la vigencia del seguro?

Este tipo de seguro, como todos, es anual. Si dentro de ese periodo el arrendatario deja de pagar, la aseguradora abonará hasta que se acabe la cobertura máxima de 6, 9 o 12 meses, el arrendatario abandone la vivienda o el inquilino pague los meses que debe.

 

9. ¿Cómo se produce la renovación del seguro?

El seguro tiene una duración de 12 meses y la renovación es automática. En caso de no querer continuar debe solicitarlo por escrito. Si se produjo el siniestro dentro del periodo de vigencia, le seguirán pagando las rentas aunque no renueve.

 

10. ¿Qué ocurre si se marcha o cambia el inquilino estando en vigor la póliza?

La póliza no debe cancelarse, pero hay que solicitar el extorno, es decir la devolución de la parte de prima no consumida. También se puede esperar a que entre un nuevo inquilino; en ese caso, hay que aportar la documentación de este para realizar un nuevo Estudio de Viabilidad. Si es positivo, se modificará mediante un suplemento sin coste alguno, siempre y cuando no hayan cambiado condiciones del seguro como los meses de coberturas o importe alquiler.

 

Más información aquí

 

Facebook Comments