28 enero 2016

La delegada de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), María Serrano, firmará con el presidente de la Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), Jaime Echegoyen, un convenio de colaboración por el que se cederán 300 viviendas a la EMVS, a destinar entre familias en riesgo de exclusión social.

La cesión será a devolver en ocho años. El acuerdo consiste en ceder a la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) 150 viviendas vacías y otras tantas ocupadas por familias vulnerables, a las que se les revisará su alquiler social.

La empresa municipal se compromete a pagar mensualmente 75 euros por vivienda ocupada y 125 euros por cada una que se mantenga vacía. También se hará cargo del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y de todos los gastos del contrato de gestión del alquiler.

La Sareb, por su parte, pagará los seguros de las viviendas y las cuotas de comunidad de propietarios. Las viviendas vacías tendrán un período de carencia de seis meses en el pago mensual hasta que se solucione su ocupación. Si necesitaran algún tipo de reparación, los gastos se abonarán al 50 % por la EMVS y la Sareb siempre que no superen los 2.500 euros.

A los pisos de la Sareb se accederá a través de los servicios sociales municipales. El alquiler no superará el 30 % de los ingresos de la unidad familiar.

Facebook Comments